Japan International Cooperation Agency
Share
  • 日本語
  • English
  • Français
  • Espanol
  • Home
  • About JICA
  • News & Features
  • Countries & Regions
  • Our Work
  • Publications
  • Investor Relations

Noticias y Eventos

2014-01-06

Hace 52 años viajó el primer becario hondureño a capacitarse a Japón

PhotoDon Adán fue el primer becado hondureño que viajó a capacitarse a Japón en 1962

La Cooperación Japonesa promueve el Programa de Becas, herramienta que ha permitido a centenares de hondureños capacitarse desde la década de los 60´s en distintas especialidades.

Tegucigalpa. En 1962 Adán Rivera Núñez viajó por primera vez a Japón a capacitarse en telecomunicaciones a través de Overseas Technical Cooperation Agency (OTCA), en aquel entonces OTCA era el organismo antecesor de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

Durante 15 años don Adán trabajó en la Dirección General de Telecomunicaciones, institución que actualmente es la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), cuando Rivera viajó a Japón era el Subjefe de la Central Telefónica. Recuerda que por medio del gobierno japonés permaneció durante tres meses capacitándose en el Sistema de Telefonía automática tipo Cross (barras cruzadas).

A parte de Hondutel don Adán también laboró para una empresa japonesa y su representante en Honduras y a raíz de su trabajo, por entrenamiento en las telecomunicaciones conoció todos los países de Centro América, también Belice, Panamá, México, Bolivia y República Dominicana.

"Estudié en una escuela de radio que era sostenida por la Dirección General de Telecomunicaciones y me incliné a estudiar Técnica en Radio, aunque un instructor que yo tenía, simpatizó conmigo y me dijo que me quería llevar a que conociera la central telefónica y poco a poco me fui adaptando a la telefonía", recordó don Adán.

Cuando don Adán tenía cuatro años su padre los trasladó a Tegucigalpa junto con su hermano mayor, ya que es originario de San Juan Guarita, en el lejano municipio del occidental departamento de Lempira y desde ese entonces reside en la capital hondureña.

PhotoEl Director de JICA, Masayuki Takahashi, recibió al primer exbecario de Japón, Adán Rivera

Don Adán a sus 79 años es una persona muy activa y jovial, le gusta compartir su tiempo con sus nietos y es un radioaficionado que le encanta la agricultura. Nos relata que siempre recuerda su experiencia vivida en Japón. "La cultura japonesa me gustó mucho, sobre todo la forma de como tratan a las personas de la tercera edad y a los niños, porque para los japoneses los niños son los hombres del mañana", expresó el ex primer becario de Japón.

Cabe destacar que don Adán durante su viaje conoció muchas personas, amistades que aún mantiene contacto. Durante su estadía en Japón estuvo en Kanda en Tokio en la empresa estatal Nippon Telegraph and Telephone (NTT).

"Tenía 27 años cuando me entrené en NTT aprendí sobre microondas y todos los sistemas de transmisión en telefonía. Me siento orgulloso porque cuando las centrales telefónicas en Honduras estaban a 6 dígitos y había que agregar un digito más, a mí me encomendaron que hiciera un programa para pasar de 6 a 7 dígitos las centrales analógicas y el tiempo que se tardaba era bastante, diseñamos un programa analógico que sólo tardamos 15 segundos de pasar de 6 a 7 dígitos", relató.

Además, don Adán visitó varios templos, uno de ellos ubicado en Kamakura, ciudad famosa por sus templos y santuarios. Kamakura cuenta con un gran flujo de turistas que disfrutan de sus playas, restaurantes y otras comodidades para sus turistas.

Respecto a cómo obtuvo la beca don Adán para capacitarse en el área de telecomunicaciones en Japón comenta que en 1962 el gobierno japonés ofreció la beca. "Recuerdo que ningún Ingeniero se interesó y como yo ya manejaba el equipo de radio y trabajaba en telefonía automática, el director me dijo que si estaba interesado fuera a realizar los trámites a El Salvador porque en Honduras no había Embajada de Japón".

Cuando viajó a Japón el tipo de cambio era de 360 yenes que en aquel entonces equivalían a un dólar y en lempiras equivalía la mitad, ya que en Honduras un dólar correspondía a dos lempiras.

Asimismo, recordó que en aquella época el itinerario de viaje que realizó fue extenso porque realizó varias escalas, salió del Aeropuerto Internacional de Toncontín en Tegucigalpa y su primera escala fue en México, después arribó a Los Ángeles en Estados Unidos, en donde también hizo escala para Hawái y finalmente de Hawái llegó a Tokio; sin embargo, señala que el trayecto valió la pena porque disfrutó la ruta hacia Japón.

Y, fue así que don Adán se capacitó y cuando regresó del entrenamiento tuvo la iniciativa de capacitar a varios compañeros, porque consideró que toda persona que sale al exterior a entrenarse debe divulgar lo aprendido con los demás colegas de labores.

En 1995 fue el Presidente de la Asociación Hondureña de Exbecarios del Japón (AHBEJA) con quienes compartió y participó en varios acontecimientos.

Agradeció al gobierno de Japón por el entrenamiento recibido y por los conocimientos adquiridos. "Los programas que tiene JICA para el desarrollo de becarios a Japón son fantásticos porque diferentes estudiantes y profesionales hondureños se han capacitado a través de Japón que es una potencia que apoya a países en vías de desarrollo", finalizó.

PAGE TOP

Copyright © Japan International Cooperation Agency