Agencia de Cooperación Internacional del Japón

  • 日本語
  • English
  • Francais
  • Español

RSS Feeds

Noticias y Novedades

1 de mayo de 2017

JICA y Camboya prestan asistencia a Colombia para la eliminación de minas antipersonales — Gran expectativa del Presidente de Colombia, ganador del Premio Nobel de la Paz

photoLadera en la que grupos armados ilegales enterraron minas antipersonales. Es necesario desminar las tierras agrícolas.
photoCMAC tiene previsto prestar cooperación técnica en métodos de eliminación de minas.
photoCría de perros detectores de minas para el desminado humanitario.
photoUn miembro del CMAC da una apasionada charla en un seminario en Bogotá capital de Colombia.

Colombia puso fin al conflicto de más de 50 años con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, grupo armado ilegal). En octubre de 2016, el Presidente Juan Manuel Santos ganó el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a sus esfuerzos para alcanzar la paz.

Sin embargo, los efectos del conflicto que se extendió durante medio siglo se siguen sintiendo y quedan problemas por resolver. Uno de esos problemas es que el número de personas desplazadas a nivel interno alcanza los 7 millones.

Un factor importante que no permite a muchos ciudadanos regresar a sus ciudades de origen y rehacer sus vidas es la gran cantidad de minas antipersonales enterradas durante la guerra civil.

Para que los colombianos puedan vivir en paz y con seguridad en sus tierras, JICA está dando apoyo a las actividades de desminado en el país.

Al igual que Colombia, Camboya también sufrió serios daños como consecuencia de las minas antipersonales durante un conflicto interno. JICA presta su asistencia al Centro de Acción contra las Minas de Camboya (CMAC) desde 1999. CMAC, la agencia del gobierno de Camboya a cargo del desminado, trabaja junto con el ejército y algunas ONGs para eliminar las minas antipersonales del país. Esta acción redujo el número de víctimas anuales de minas antipersonales y de artillería sin explotar de 1154 en 1999 a 111 en 2015.

La actividad de CMAC no se limita a Camboya, ya que también ha participado en iniciativas de cooperación Sur-Sur con la asistencia de JICA y presta su apoyo a otros países con problemas relacionados con minas antipersonales y artillería sin explotar.

En Colombia, la agencia responsable de la acción contra las minas DAICMA (Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonales) le solicitó a JICA que convocara a CMAC a compartir sus conocimientos y experiencia. (En asociación con CMAC, JICA inició en 2010 actividades de cooperación Sur-Sur con PAICMA, organización que precedió a DAICAM. No obstante, puesto que aun seguía el conflicto interno, se hizo difícil concretar una verdadera colaboración en actividades de desminado, por lo cual la cooperación finalizó en agosto de 2011).

Hay mucha expectativa por los conocimientos y la experiencia de CMAC. El gobierno de Colombia deposita tanta fe en CMAC que el Presidente Santos los llama la organización desminadora No 1 del mundo. Las personas que trabajan en la primera línea de desminado en Colombia pidieron especialmente que CMAC compartiera su experiencia con caninos para la detección de minas antipersonales.

Con este escenario de fondo, en los últimos días de febrero hasta el 1 de marzo, una misión conjunta de JICA y CMAC visitó Colombia. Estuvieron en campos minados y centros de capacitación y analizaron el rumbo de la asistencia futura.

En un seminario realizado en Bogotá para desminadores, el Vice-Director General de CMAC, Oum Phumro, dijo que en Camboya, ex combatientes de distintos grupos armados se sumaron a las acciones de desminado después del conflicto y trabajaron con ellos bajo el paraguas de CMAC. Si no se genera confianza en las comunidades afectadas por las minas antipersonales, es imposible hacer relevamientos y desminar, dijo. La acción contra minas está estrechamente relacionada con la recuperación de comunidades, la generación de confianza y la promoción de la reconciliación, explicó, destacando la importancia de la asistencia de CMAC y su relación con la comunidad.

El desminado humanitario recién empieza en Colombia, pero JICA está profundizando los lazos entre Colombia y Camboya y dando su apoyo a la construcción de la paz y la estabilidad junto con CMAC, para que las personas puedan vivir en tierras seguras sin miedo de resultar heridos por una mina antipersonal.

photoAkira Nakamura, Director General del Departamento de infraestructura y Construcción de la Paz de JICA (último de la izquierda), y Eri Komukai, asesora senior de JICA (primera fila, segundo de la derecha). El uniforme azul que usan los oficiales colombianos demuestra que se ocupan de hacer las actividades de desminado como civiles y no como militares. Los participantes con camisas celestes pertenecen al Centro de Acción contra Minas de Camboya. (Oum Phumro, Vice-Director General, última fila a la izquierda)

Volver arriba

Copyright © Agencia de Cooperación Internacional del Japón