Agencia de Cooperación Internacional del Japón

  • 日本語
  • English
  • Francais
  • Español

RSS Feeds

Enfoques Latinoamérica

octubre 2011

Millones de arañas, víboras, dinosaurios, pájaros y plantas necesitan ayuda

Foto Preservando a los dinosaurios

En las profundas y oscuras galerías públicas, en el "bajo mundo" de los laboratorios azulejados y detrás de los paneles de madera de vidrieras comerciales, viven literalmente millones de especies de insectos, arañas, pájaros, peces, dinosaurios, rocas y plantas que ayudan a rastrear la evolución del continente.

Se dice que el vertebrado Argentinosaurus huinculensis de 40 metros de longitud es el espécimen de su especie más grande del mundo. Y hay otro ejemplar de 200 millones de años, parte de una colección de 100 dinosaurios, que se considera el más antiguo de su especie.

Hay unos cuatro millones de especímenes de arañas solamente y según afirma el renombrado investigador internacional Martín J. Ramírez, la colección no sólo es una completa historia del pasado, sino también un testimonio "vivo" del presente.

Ramírez señala que él personalmente descubrió 70 nuevas especies de arañas en su carrera.

Todas ellas se encuentran en el Museo Argentino de Ciencias Naturales en Buenos Aires, Argentina. La institución fue fundada hace 199 años, y a pesar de ser la más antigua e importante de Latinoamérica, en estos últimos años le ha costado mucho mantenerse y catalogar con precisión su magnífica colección.

Como parte de un proyecto de tres años iniciado en 2010, la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) ha estado prestando asistencia al museo a través de la participación de expertos en áreas tales como conservación y preservación, capacitando a funcionarios locales y proporcionando equipamiento diverso que incluye desde humidificadores hasta contenedores especiales para víboras de gran tamaño.

Foto Millones de especies para catalogar

También, en otras oportunidades, la agencia ha prestadoasistencia técnica y cooperación similar en otras partes del mundo, como fue el establecimiento del Gran Museo Egipcio (GEM, por sus siglas en inglés) en el Cairo y las antiguas ruinas de Camboya.

Según señala su director Edgardo Romero, el museo comenzó, hace sólo una década, a realizar una revisión exhaustiva de toda su colección, que probablemente incluya unos 15 millones de especímenes.

"Fue una tarea abrumadora," dijo Romero. "Algunos especímenes estaban destruidos por el tiempo. Todavía se usaban fichas y libros para catalogar las piezas."

Sin las técnicas ni las competencias actuales, probablemente hubiera sido imposible llevar al museo al mundo moderno.

"JICA ha aportado una ayuda invalorable," dijo. "Han sido muy flexibles con respecto a lo que podían aportar y se propusieron brindar soluciones a problemas específicos y puntuales."

Volver arriba

Copyright © Agencia de Cooperación Internacional del Japón