Agencia de Cooperación Internacional del Japón

  • 日本語
  • English
  • Francais
  • Español

RSS Feeds

Enfoques Latinoamérica

octubre 2011

Asistencia a agricultores de Nicaragua y sus familias

Foto Ayudando a fomentar entre los jóvenes la confianza en sí mismos

Nicaragua es el país más grande de América Central. Y es también el más pobre.

Según indican las estadísticas de la ONU, casi un 50% de los 5,6 millones de habitantes de Nicaragua están por debajo de la línea de pobreza, situación que genera tanto dificultades económicas como sociales.

La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) participa en proyectos destinados a asistir a familias y jóvenes con el fin de reducir el delito y la violencia y mejorar las condiciones de sustento de los agricultores.

En la capital, Managua, se ha implementado un programa llamado Familia y Amor que fomenta el cambio en la actitud pasiva de los funcionarios de la comunidad y las familias con la intención de llevarlos hacia una conducta más activa y práctica en el abordaje de problemas tales como la pobreza, el alcohol, las drogas y el abuso físico.

En lugar de tolerar la violencia doméstica "aprendimos que debemos llamar a la policía o dirigirnos al Ministerio (de la Familia, Adolescencia y Niñez) en busca de ayuda", señaló una mujer responsable de las nuevas iniciativas. "También, estamos aprendiendo a confeccionar artesanías, como alhajeros y bolsos" para ayudar a las familias a tener más independencia económica.

Las comunidades rurales y agrícolas, que se enfrentan con frecuencia a problemas como la escasez de semillas, fertilizantes y herramientas para trabajar la tierra, lograron con el tiempo adoptar actitud de que "es imposible resolver solos los problemas".

Foto Un experto de JICA (izquierda) conversa con un agricultor sobre la siembra de nuevos cultivos

En la región central oeste del país, se reunieron tres comunidades para trabajar en conjunto bajo la guía de un experto de JICA del Instituto Nicaraguense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua (UNAG). El objetivo es incrementar la producción con nuevos y mejores cultivos en un proyecto que se sustenta en la filosofía de independencia (Jiritsu), sinergia (Sojokoka) y mejora continua (Kaizen).

En la Región Autónoma del Atlántico Norte, una zona de especial pobreza, JICA unió fuerzas con la municipalidad local, dos universidades y una organización no gubernamental para impartir capacitación técnica y transferir conocimientos.

Si bien muchas veces en el pasado la cultura y el idioma de la población local indígena de misquitos fueron ignoradas por las autoridades, el proyecto se ocupa ahora de realzar el orgullo local y mejorar la vida cotidiana de los pobladores.

Una mujer indígena que armó una huerta donde cultiva nuevas variedades de hortalizas señaló: "Aprendí que la agricultura tradicional de cortar y quemar no es buena porque mata a los insectos que fertilizan el suelo". Los agricultores también aprendieron otras lecciones elementales como que, si se siembra siempre el mismo cultivo se terminan agotando los nutrientes del suelo.

Volver arriba

Copyright © Agencia de Cooperación Internacional del Japón