Agencia de Cooperación Internacional del Japón

  • 日本語
  • English
  • Francais
  • Español

RSS Feeds

Enfoques Latinoamérica

octubre 2011

Refuerzos para uno de los cultivos más versátiles del mundo

Foto Instrucción a campo para mejorar la producción de semilla de sésamo en Paraguay

Cuenta una leyenda asiria que cuando los Dioses de la antigüedad se reunieron para crear el mundo, bebieron vino destilado de semillas de sésamo.

Desde aquellos míticos días, la semilla de sésamo es uno de los cultivos más versátiles del planeta. Además de ser un ingrediente clave en las grandes cocinas del mundo, también se utiliza para la producción de aceite comestible, margarina, jabones, productos médicos, pinturas, lubricantes y alimento animal.

Si bien la mayor parte de los casi cuatro millones de toneladas que se producen en el mundo proviene de Asia y África, Paraguay posee zonas con condiciones ideales para el cultivo de sésamo, cuya adopción por parte de agricultores de escasos recursos va en aumento.

Pero el mayor uso y popularidad del cultivo vinieron acompañados de problemas, como el deterioro en la calidad de las cosechas de sésamo y los menores rendimientos resultantes de la degradación ambiental.

En un proyecto tripartito que destaca la importancia de una estrecha cooperación internacional y sur-sur, Japón, Paraguay y el vecino país de Méjico están trabajando en conjunto para brindar capacitación a semilleros y mejorar la calidad de la semilla.

La Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción del Paraguay está llevando a cabo este proyecto de tres años que se inició en 2009. Expertos del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias de Méjico, conocida por sus conocimientos en producción de sésamo, se ocupan de transferir los últimos conocimientos técnicos. JICA brinda apoyo técnico y financiero.

El objetivo es implementar en los departamentos de San Pedro, Concepción y Amambay un programa de capacitación para semilleros y crear un banco permanente de datos o "germoplasma" de semillas de sésamo en Paraguay.

Se ha generalizado el uso de sésamo, un cultivo importante para unos 50.000 agricultores, sus familias y comerciantes de la cadena. En períodos de cosecha abundante, se logró reducir la pobreza en algunas zonas rurales, la tasa de deserción escolar y la migración del campo a la ciudad.

Con la introducción de nuevas variedades de semillas, los agricultores extendieron la superficie de cultivo de 15.000 hectáreas en el año 2000 a 100.000 hectáreas en la actualidad.

"El aumento en la producción de sésamo tuvo un significativo impacto social y económico en este sector empobrecido" del Paraguay, señala el Dr. Lider Ayala Aguilera, coordinador del proyecto e investigador de la Universidad Nacional de Asunción.

El programa triangular entre Paraguay, Méjico y Japón ya ha dado como resultado una mayor productividad en la última cosecha de sésamo, demostrando la importancia económica que el cultivo tiene para una gran cantidad de agricultores en el país sudamericano.

Volver arriba

Copyright © Agencia de Cooperación Internacional del Japón