Agencia de Cooperación Internacional del Japón

  • 日本語
  • English
  • Francais
  • Español

RSS Feeds

Comunicados de Prensa

14 de febrero de 2017

Consolidando la alianza con la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación: lucha contra la desertificación con la meta de erradicar la pobreza y lograr estabilidad global

El 8 de febrero, Monique Barbut, Subsecretaria General de las Naciones Unidas y Secretaria Ejecutiva de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD)[1], y Noriko Suzuki, Vicepresidente Senior de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) se reunieron en las Oficinas Centrales de JICA en Tokyo e hicieron el anuncio conjunto que redoblarían los esfuerzos para erradicar la pobreza en África y alcanzar la estabilidad global a través de la "Iniciativa africana de lucha contra la desertificación para reforzar la resiliencia al cambio climático en el Sahel y el Cuerno de África"[2].

JICA y la Secretaría de la CNULD trabajarán en forma conjunta para crear una red en la región del Sahel y el Cuerno de África[3] con el fin de promover el intercambio de buenas prácticas y aprendizajes en la lucha contra la desertificación, y facilitar la ayuda a países de esas regiones para que puedan obtener fondos a ser utilizados en medidas contra la desertificación.

Los países del Sahel y el Cuerno de África enfrentan muchos problemas de desarrollo como la pobreza, la guerra civil, los conflictos, los refugiados y el hambre como consecuencias de la sequía y de enfermedades como el HIV/SIDA.

Cuando la desertificación impacta en zonas de pobreza implacable, esa pobreza se exacerba por factores tales como la baja de la productividad agrícola. Se dice que el cambio climático de los últimos años empeoró la desertificación. La pobreza es la causa raíz del terrorismo, el radicalismo violento y el aumento en el número de refugiados. La lucha contra la desertificación a través de la recuperación forestal y la prevención de la degradación del suelo es, junto con la lucha contra la pobreza a través de la mejora de la productividad agrícola, una prioridad para alcanzar la estabilización y es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible[4]. Sin embargo, la desertificación no siempre es una preocupación importante para la comunidad internacional y por lo tanto las regiones no reciben suficiente apoyo.

Para concientizar a la comunidad internacional acerca de la importancia de la desertificación y promover un mayor apoyo, JICA y la CNULD anunciaron en la 6ta Conferencia Internacional de Tokyo sobre el Desarrollo de África (TICAD VI) el pasado mes de agosto que lanzarían, en colaboración con los gobiernos de Kenia y Senegal, la "Iniciativa africana de lucha contra la desertificación para reforzar la resiliencia al cambio climático en el Sahel y el Cuerno de África."

Del 1 al 3 de febrero, se realizó en Nairobi, Kenia, una reunión para la formulación de un plan de acción concreta para la iniciativa en la cual el Gobierno de Kenia dio el primer paso en las medidas como país central del Cuerno de África. El Gobierno de Senegal tiene previsto hacer una reunión similar en marzo de 2017. Las iniciativas que encaren los países africanos contarán con el apoyo de JICA, basado en su conocimiento y experiencia en desarrollo de capacidades en los procesos de construcción nacional y capacitación de recursos humanos en África, así como el apoyo de la CNULD que juega un papel crucial en África como convención de lucha contra la desertificación.

Objetivo de Desarrollo Sostenible 15: proteger, restablecer y promover el uso sostenible de ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de manera sostenible, luchar contra la desertificación, detener y revertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la biodiversidad.

Nota

  • [1] La CNULD es el único acuerdo internacional vinculante relacionado con la tierra. La CNULD promueve la gestión sostenible de la tierra. Sus 195 Partes se proponen, por medio de alianzas, implementar la Convención y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El objetivo final es proteger nuestra tierra del sobreuso y la sequía de manera que pueda seguir siendo fuente de alimentos, agua y energía. Con la gestión sostenible de la tierra y el esfuerzo por neutralizar la degradación del suelo ahora y en el futuro, se reducirá el impacto del cambio climático, se evitarán los conflictos en torno a los recursos naturales y se ayudará a las comunidades a prosperar.
  • [2] Con propiedad de países africanos y alianzas entre socios de desarrollo que respaldan esa propiedad, la iniciativa se propone luchar contra la desertificación, aumentando la resiliencia al cambio climático y logrando un desarrollo sostenible en un mundo pacífico y estable.
  • [3] El Sahel es una región semiárida en el extremo sur del Desierto de Sahara. En general, se refiere a una región de ocho países: Burkina Faso, Camerún, Chad, Mali, Mauritania, Níger, Nigeria y Senegal. El Cuerno de África es una región del este del Continente Africano que tiene forma de cuerno, limitada por el Mar Rojo y el Océano Indico, que incluye Yibuti, Eritrea, Etiopía, Kenia y Somalia (la iniciativa incluye además a Sudán y Sudán del Sur en esta región). Debido a la pobreza y a la función insuficiente del estado, estos países enfrentan problemas tales como el comercio ilegal de armas y drogas, el crimen organizado como los secuestros, inestabilidad del gobierno, pobreza y hambre debido a la sequía y otras causas naturales y meteorológicas. (Referencia: Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón)
  • [4] Objetivos para erradicar la pobreza, el hambre y la desigualdad, y luchar contra el cambio climático y los problemas ambientales detallados en "Transformando nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible" adoptado en la Cumbre de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas en septiembre de 2015. La Agenda incluye 17 objetivos y 169 metas.

Volver arriba

Copyright © Agencia de Cooperación Internacional del Japón